Evolución de la nieve

Ayer fuimos a la Taberna de la Alabanda a ver / escuchar la narración que hace cada martes Héctor Urién de Las Mil y Una Noches. A las diez cierran los bares, a las once toque de queda. Esta ordenanza deja un hueco extraño entre las diez, hora en que a uno le echan del bar a la calle y las once, momento en que a uno le echan de la calle a casa. Para aquellos a los que nos cuesta volver no queda otra cosa que vagar por las calles, que ayer eran todo un espectáculo bastante más interesante que el de las luces navideñas de hace un par de semanas. En cada esquina se deshace una montaña de nieve, cada una a su manera, adquiriendo todo tipo de reflejos, irisaciones, escombros, ramajes y polvaredas. Más allá de lo repugnante que pueden resultar los montoncitos de nieve urbana al cabo de unos días, si logramos verlos como una instalación artística, llegaremos a apreciar la belleza tan poco evidente que presenta la evolución caprichosa de estas amalgamas en las que el hielo atrapa las excreciones de la ciudad y nos las exhibe.

La agonía tan sucia de la nieve urbana siempre me ha parecido muy digna de ser cantada. Este es de hace veinte años, como casi todo:

A UNA AMIGA

Lo que hoy no construyas

mañana será un solar vacío,

donde el sol se bebe el color de las serpentinas,

donde el barro está marcado

con las suelas de invitados que se fueron

cuando ya estabas dormida,

borracha en el sofá que te dejó tu madre muerta.

Donde hoy no construyas

será el solar donde hay una piñata abierta en canal

repleta de sorpresas de cinco duros

que nadie quiso llevarse a casa

repleta de carracas que jamás giraron

y matasuegras que nadie desenrolló

como la lengua de una mariposa.

Te lo he repetido mil veces:

Que vendrá la nieve

Y que sólo será bella en los tejados,

Allí no la pisa nadie

no ennegrece

no se hace lodo frío y sucio

Pero ayer no construiste

Y hoy es un solar vacío,

rodeado de paredes decoradas con corazones de tiza

en que grabaste con toda tu dulzura

iniciales de nombres que ya no sabes cómo terminan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s